Seleccionar página

La dislexia es una discapacidad del aprendizaje que ante todo afecta a los procesos implicados en la lectura y en la escritura. Se estima que la dislexia afecta aproximadamente a 1 de cada 10 personas, donde 1 de cada 25 son clasificados como dislexia severa.

Esto es lo que ahora reconocemos como una condición neurodivergente. La neurodivergencia reconoce que  no todos los seres humanos somos iguales. Una diferencia neurológica, como la dislexia, es una variación normal de la experiencia humana con muchos rasgos de carácter positivos y deseables y una parte fundamental de la identidad de la persona.

Esta ficha técnica nos da una visión general de cómo las personas con dislexia pueden usar la tecnología para hacer las cosas más fáciles para ellos.

El contenido incluye:

 

¿Qué es la dislexia?

La palabra dislexia proviene del griego «dys» que significa «dificultad» y «lexis» que significa «palabra», por lo tanto describe la dificultad con las palabras. La dislexia afecta el proceso de aprendizaje relacionado con la lectura, la ortografía o la escritura (o una combinación de estos).

Otras actividades se pueden ver afectadas, como por ejemplo el lenguaje hablado, las matemáticas, la memoria y la organización. También pueden tener dificultades con la percepción auditiva y/o visual. Las personas con dislexia normalmente tienen ventajas en la capacidad de solucionar problemas, una excelente conciencia espacial y altos niveles de creatividad.

Una encuesta de la BBC subrayó algunos fuertes vínculos con el éxito empresarial, donde un 40% de los 300 millonarios hechos a si mismos que fueron entrevistados se declararon disléxicos.

La dislexia se describe como un continuo o espectro, lo que significa que puede afectar a las personas de forma diferente.

La dislexia conlleva una serie de desafíos para la educación y el trabajo que pueden incluir:

  • Leer y entender nueva terminología
  • Tomar notas en reuniones, seminarios y presentaciones
  • Organizar información y revisar la misma
  • Planificar y escribir cartas, correos electrónicos, ensayos e informes
  • Mantener una calidad constante en el trabajo
  • Cumplimiento de plazos
  • Rellenar formularios
  • Organización personal

 

¿Cómo puede la tecnología ayudar a gente con dislexia?

La dislexia no puede ser «tratada» o «curada». Aun así, muchos de los afectados desarrollan estrategias eficaces para gestionar con éxito su impacto y reconocer y aprovechar los numerosos aspectos positivos que les proporciona un cerebro disléxico.

La tecnología común para ayudar a la lectura, ortografía y escritura incluye programas de reconocimiento por voz, software de text-to-speech y corrector ortográfico.

Las aplicaciones de mapas mentales y de tomar notas, así como los calendarios electrónicos, pueden ayudar con la organización.

Los ajustes en la apariencia de documentos y páginas web pueden hacer también la lectura más cómoda.

 Ayuda a la lectura para personas con dislexia

Cambiar la apariencia física de un texto puede puede hacer que la lectura para alguien con dislexia ser más sencilla.  Debajo tenemos algunas opciones para cambiar la apariencia física de los textos:

 

Cambiar la apariencia física de los textos:

  1. Selecciona los colores que se consideren más útiles, tanto para el texto como para el fondo.
  2. Ajusta el tamaño de la fuente o usa el «zoom» para incrementar el tamaño de la letra.
  3. Aumenta el tamaño entre filas a 1.5 o 2 veces.
  4. Escoge la fuente con la que te sientas más cómodo.

 

Muchas personas disléxicas son sensibles al deslumbramiento del blanco del fondo en una página, escritorio o pantalla de ordenador. Esto puede hacer que la lectura del texto sea mucho más complicada. El uso de fondos coloridos o filtros de color puede hacer que la lectura sea más cómoda.

 

Convertir texto en voz

Los programas Text-to-speech que leen el texto de la pantalla de un ordenador es una manera eficiente de obtener la información de un texto sin leerlo. Los software text-to-speech son también una buena manera de revisar el texto, ya que las palabras incorrectas o errores ortográficos normalmente son más evidentes cuando les escuchas.

 

Escáner con Reconocimiento Óptico de Caracteres

Puedes usar un software de Reconocimiento Óptico de Caracteres (OCR por sus siglas en inglés) para escanear documentos mecanografiados o impresos de texto para que tu dispositivo los pueda leer. Existen también muchas aplicaciones para móviles que pueden tomar una foto de una página y realizar un Reconocimiento Óptico de Caracteres para crear una versión de texto de la página que pueda ser leída en voz alta y/o guardada.

 

Los bolígrafos de lectura tienen el tamaño de un rotulador y pueden escanear un documento impreso y leerlo en voz alta a través de un altavoz o unos auriculares incorporados. La mayoría de los bolígrafos de lectura también tienen un diccionario incorporado para que puedas escuchar las definiciones de las palabras.

 

Ayuda a la escritura para personas con dislexia.

Aquí encontrarás algunos consejos que te ayudarán a escribir si tienes dislexia:

 

Comprueba y corrige la ortografía.

Los programas de procesamiento de texto constan de herramientas para comprobar la ortografía y la gramática y resaltan los errores mientras escribes o corregirán automáticamente las faltas de ortografía.

 

También puedes usar asistentes de voz como Siri, Cortana, el asistente de voz de Google o el de Amazon «Alexa» para preguntar cómo se deletrean palabras con las que tienes problemas. Simplemente pregunta: «¿Cómo se deletrea…?

 

Texto predictivo

El texto predictivo intenta predecir o «adivinar» que es lo que vas a escribir y completar la palabra por tí. Esto puede ser utilizado para reducir la pulsación de teclas, ahorrando tiempo de escritura y mejorando la ortografía. Los smartphones usan predicciones de palabras de forma estandarizada, pero es una función que está disponible en muchos otros dispositivos y en muchos otros programas.

 

Reconocimiento de voz

Los software de reconocimiento de voz te permiten dictar textos a tu ordenador y, algunos programas, controlar cómo funciona. Normalmente es un método muy efectivo y productivo para escribir, corregir, editar y formatear textos en un ordenador y es una buena manera de evitar dificultades con deletrear, ya que el software suele hacerlo por sí mismo.

 

Ayuda para tener más organización

Organizar la información en documentos bien estructurados e informes puede suponer un desafío.

Los mapas mentales permiten que las ideas se anoten rápidamente y visualmente sin preocuparse inicialmente por la estructura o el orden. A continuación, puedes añadir enlaces entre las ideas para dar una estructura visual a las conexiones entre temas e ideas, lo que también puede ayudar a la memoria.

Los mapas mentales pueden ser dibujados a mano o usando un software especializado.

Los software de mapas mentasles ofrecen la opción de exportarlos a varios programas como Word, PowerPoint, página web (HTML) o pdf.

Hay versiones gratis y/o de pago y son ampliamente disponibles online y en las App Stores de iOS, Android y Windows.

 

¿Cuán importante es el entrenamiento para personas con dislexia?

Muchas personas pueden acceder a lo que necesitan con el software sin necesidad de formación, esto puede significar que algunas herramientas y conocimientos sobre flujos de trabajo más eficientes queden sin descubrir.

El entrenamiento tiende a ser más efectivo cuando se reparte en el tiempo orientado a las necesidades específicas de la persona, centrándose en sus tareas, capacidades y retos particulares. Un entrenamiento periódico ayuda a los que lo realizan a praticar y consolidar nuevas habilidades entre las sesiones de entrenamiento.

 

¿Cómo pueden los jefes y la educación proporcionar ayuda a la gente con dislexia?

En virtud de la Ley de Igualdad*, los empresarios y los educadores tienen la obligación de garantizar que los empleados y estudiantes discapacitados puedan rendir con eficacia.

Se le considera una persona discapacitada a ojos de la ley si tienes un impedimento sustancial y con efectos a largo plazo en tu habilidad para realizar actividades del día a día.

Para cumplir los requisitos de la Ley de Igualdad*, los empresarios y los educadores deben hacer los «ajustes razonables» para garantizar que las personas con discapacidades disfruten de la igualdad de acceso para desempeñarse con éxito en la carrera o el curso elegido.

Los ajustes requeridos no necesariamente cuestan una alta cifra de dinero. Lo que pueda ser razonable depende, entre otros factores, de la naturaleza y tamaño de la organización. Esto pueden incluir:

  1. Introducir algunos cambios en la organización del trabajo/plazos
  2. Proporcionar formación y apoyo personal
  3. Utilizar las tecnologías de apoyo pertinentes

 

Dada la prevalencia de la dislexia, llevando a cabo la realización de estos ajustes razonables en su plantilla podría contribuir a aumentar la productividad mediante la mejora de la motivación, la lealtad y la eficiencia del personal, junto con la reducción del estrés, las bajas por enfermedad y la rotación de personal. Desde el punto de vista de los educadores, la realización de ajustes razonables podría mejorar el compromiso, disminuir el abandono e incrementar los resultados de los estudiantes.

Sin la ayuda y el apoyo apropiado, la dislexia puede evitar que los que la sufren obtengan cualificaciones, acceder a la formación o solicitar promociones. Además, los empresarios o educadores que no realicen ajustes razonables para las personas discapacitadas se enfrentan a las posibles demandas por discriminación en virtud de la Ley de Igualdad*.

*Texto Refundido de la Ley General de derechos de las personas con discapacidad

expertos accesibilidad en una mesa
banner lateral blog

Síguenos en nuestras redes sociales

banner lateral sobre la tecnología de inteligencia artificial que mueve el sistema